julio 2014 | LoqueHagoesloqueSoy
2014/07/06

Domesticación de animales. Ética en la relación humana con la naturaleza.





Gallina y pollitos libres.

La domesticación de animales suele percibirse como una relación humana más estrecha con la naturaleza o al contrario como usurpación a la misma. La dependencia obligada y el cambio genético suscitan cuestiones éticas.


El veganismo que practiqué durante un tiempo (actualmente ejerzo mi naturaleza omnívora y derecho a ser especista) fue en parte consecuencia del rechazo al acto domesticador primigenio que concebía como un acto egoísta de usurpación de libertad. Imaginaba un humano cazando una gallinácea y encerrándola en un pequeño habitáculo, antes que eso me parecía más noble matarla. Aceptaba que ya hay animales domésticos de compañía o alimento, no pretendía que la gente los echara de casa ni prohibir su consumo como alimento para humanos soltándolos en el campo donde provocarían un desequilibrio ecológico y serían igualmente comidos por otros depredadores, pero quería confirmar que mi supervivencia no necesitaba tener a un animal en situación de dependencia y de alguna forma deshacer en mi mente el acto domesticador primigenio que consideraba un error.