marzo 2016 | LoqueHagoesloqueSoy
2016/03/07

Castración del perro. Riesgos, negocio e ideología de animalistas y veterinarios.




Cachorro de bichón maltés en la naturaleza.

Entidades de adopción y parte del sector veterinario promueven la castración como tenencia responsable, obligación moral, solución al abandono y fórmula preventiva de problemas de comportamiento y enfermedades como si no tuviera riesgos.


Animalistas suelen ir más allá diciendo que quien no castra fomenta el maltrato, o sea abandonará una camada (cometerá un delito), además de animalistas tienen poderes videntes en base a los cuales piden la castración obligatoria por ley. Se repite la consigna de que quien no castra no quiere a su perro, las hormonas son malas, un error nacer con ellas, el perro castrado es más sano y feliz. Por qué no le quitas las hormonas sin son todo ventajas, insensible, la mejor de todas que tu perro ni siquiera debería haber nacido porque todos deberían estar castrados y vas a corregir ese error castigando su cuerpo. Mostrar a tu perro castrado al mundo es mostrar una medalla de conocimiento científico, responsabilidad y apoyo al animalismo.