Huevos ecológicos, por qué me pasé a los camperos. | LoqueHagoesloqueSoy
2015/06/25

Huevos ecológicos, por qué me pasé a los camperos.





Pollos libres camperos entre árboles.

Se suele creer que los huevos ecológicos son más sanos que los huevos camperos porque proceden de gallinas más libres y mejor alimentadas. Y que el precio de la libertad y la alimentación cuesta el doble de los camperos.


Pero no necesariamente su bienestar es mayor, legalmente no hay diferencia en el hábitat, tienen el mismo acceso a exterior con cubierta vegetal y la misma densidad máxima de 4 gallinas por metro cuadrado en espacio abierto y 6 dentro del gallinero.

La diferencia entre gallinas ecológicas y camperas es que las primeras sólo pueden tomar alimento de producción ecológica y natural (esto último incluye subproductos de pesca sostenible), la medicación está muy restringida y el mínimo de descanso nocturno son 8 horas de oscuridad ininterrumpida (Directiva 1999/74 Anexo y Reglamentos CE 834/2007, 589/2008 Anexo II y 889/2008). Las camperas duermen un tercio de la jornada con carácter indicativo para prevenir problemas como la inmunodepresión y anomalías oculares (así lo expresa el Real Decreto 2003/11 de enero por el que se establecen las normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras, Anexo I). Un tercio de la jornada son 8 horas pero la expresión "indicativo" deja abierta la posibilidad de variar, hay granjas donde duermen 7, no obstante la indicación de un tercio (no tres cuartos) y prevenir problemas de salud restringe la disminución sin límite.

La literatura veterinaria señala que por debajo de las 7 horas de sueño las gallinas disminuyen la puesta. El ganadero es el primer interesado en potenciar el rendimiento por lo que normalmente no va a reducir más. Algunas comunidades autónomas han legislado para concretar la norma favoreciendo el bienestar animal, por ejemplo La Rioja (España) ha establecido el mínimo de 8 horas. Abogo por aumentar el mínimo acercándose al ritmo de oscuridad natural.

La creencia de que las gallinas ponen dos huevos con luz encendida toda la noche es errónea. Un huevo es un óvulo y se desarrolla cada 24-27 horas variando según raza y alimentación. No puede duplicar la velocidad de crecimiento ni de tránsito por el oviducto como los óvulos humanos no duplican la velocidad por no descanso de su portadora. Las gallinas no ponen huevos todos los días, las mejores ponedoras desarrollan 6 por semana, tras una serie de puesta su cuerpo puede descansar 1-3 días, también dejan de poner durante la muda.

Respecto a la medicación dado que las gallinas camperas están libres no hay motivo para afirmar que sean atiborradas y que sólo se evita consumiendo huevos ecológicos.

Mi interés mayor es la libertad de la gallina, dejó de parecerme relevante un certificado de supuesta ausencia de males. Gran transformación mental desde la anterior postura de considerar que un huevo sin certificado ecológico era, con pocas escepciones, una bomba de medicamentos, hormonas y "las porquerías que les echan de comer". Percepción equivocada pues ni el certificado garantiza ausencia de ciertas cosas ni los productos convencionales necesariamente las llevan.

La palabra hormonas es la que mayor miedo despierta, el fantasma de su presencia está muy arraigado en el consumidor pero su uso fue prohibido en la Unión Europea por la Directiva 96/22/CE, art. 3:

Los Estados miembros velarán por que se prohíba:
a) la administración a animales de explotación y a animales de acuicultura, por cualquier medio, de sustancias de efecto tireostático, estrogénico, androgénico o gestágeno, así como de sustancias â-agonistas.
b) la posesión en una explotación, salvo con control oficial, de animales de los contemplados en la letra a) así como la puesta en el mercado o el sacrificio para el consumo humano de animales de explotación o animales de acuicultura que contengan las sustancias mencionadas o en los que se haya observado la presencia de dichas sustancias salvo en el caso de que se pueda demostrar que dichos animales han sido tratados de conformidad con lo dispuesto en los artículos 4 ó 5;
Se prohibieron en 1996 pero se le sigue diciendo al consumidor que pague un certificado ecológico o se haga vegetariano para evitarlas. Las hormonas que sí pueden estar en los huevos son las del estrés sobretodo en las gallinas de nave industrial que reciben mucha medicación, evitarlo es tan sencillo como mirar el primer dígito del número impreso en el huevo para saber el sistema de producción: 3-industrial 2- suelo (dentro de nave) 1- campero (gallinero con salida a exterior) 0- ecológico.

Sobre la posible presencia de agroquímicos en el alimento de la gallina y por tanto en el huevo, no todo vegetal no certificado los recibe, depende del agricultor. Algunos controlan las plagas mediante el equilibrio ecosistémico favoreciendo la presencia de depredadores naturales (ej. aves insectívoras e insectos depredadores). Según el informe de la EFSA publicado en 2015 sobre pesticidas en alimentos en la UE el 50,7% de los alimentos analizados estaban libres de niveles detectables de plaguicidas (pág. 2). La producción ecológica no implica ausencia de plaguicidas, restringe el uso de los convencionales a casos concretos requiriendo previa autorización pero permite el uso habitual de azufre y cobre, a lo que se suma que en el terreno pueden persistir agroquímicos décadas después de dejar de ser usados y siguen pasando a los alimentos. El mismo informe muestra que los niveles permitidos eran superados en el 36,6% de las muestras de cereales convencionales y el 20,3% de los orgánicos (pág. 75), la diferencia es mínima teniendo en cuenta que los cereales son la base de la dieta de las gallinas, y aunque fuera mayor no pagaría un certificado por ella.

Pollos camperos libres.El certificado ecológico no garantiza ausencia de dioxinas en los huevos permitiendo el mismo nivel que en los convencionales. Las dioxinas son liberadas al ambiente por diversas fuentes principalmente industriales como la incineración de residuos, la fabricación de cemento y plaguicidas, blanqueo de papel, etc, pasando al terreno y al alimento de los animales. Los herbicidas, insecticidas, fungicidas y moluscocidas pueden contener dioxinas (con frecuencia debido al pentaclorofenol), algunos llevan décadas prohibidos en la UE pero persisten en el ambiente. Dado que la procedencia es mayormente ambiental los niveles suelen ser mayores en los huevos de gallinas criadas al aire libre que en batería (informe EFSA, pág. 42). No voy a consumir huevos industriales para reducir dioxinas, entiendo que este problema que afecta a muchos alimentos (carne, lácteos, etc) se debe afrontar con cambios legislativos y mayor control, aunque hubiera un certificado de ausencia de dioxinas no lo pagaría porque sería una perversión legal desarrollar un reglamento para controlar niveles de algo, certificar y tener que pagar por su ausencia en lugar de establecer protocolos de producción limpia y control de niveles para que ningún alimento en venta los contenga. Muchas naves que alojan ganado están hechas con amianto, un material demostradamente cancerígeno, el certificado no lo excluye y los promotores de productos eco no lo mencionan.

Es deseable un sistema productivo exento de tóxicos, la cuestión es hasta dónde nos afecta mentalmente mientras alcanzamos ese objetivo y qué estrategia adoptamos para optimizar nuestra alimentación con los recursos disponibles. ¿Tiene sentido irse sin huevos de la tienda porque se han acabado los ecológicos y no llevarse un paquete de camperos teniendo que volver mañana a ver si han repuesto?. Para mí ya no. Lo que sí evito es la fruta con aspecto artificial, el pescado de piscifactoría (por las dioxinas, furanos y PCBs) y el pescado salvaje alto en mercurio, con gestos sencillos se evitan los peores elementos.

El valor nutritivo de los huevos depende de la alimentación de las gallinas. Son omnívoras, en los sistemas de cría al aire libre se basa en insectos, gusanos, caracoles, hierbas y germinados que comen en el terreno y en el suministro de granos enteros o pienso. Si son muy afortunadas también reciben verdura y fruta: lechuga, tomate, cebolla, manzana, moras, higos, etc, sobrantes de la mesa del granjero, de su huerta o que se producen en el mismo terreno donde pastan. La calidad de la alimentación varía en función de varios factores:

El terreno es la base de la alimentación vegetal y animal, hay terrenos que albergan diversidad de plantas y animales, en otros sólo hay un tipo de hierba o son muy secos. Los vegetales aportan vitaminas y mejoran el perfil de grasas de los huevos aumentando el Omega 3.

Tipo y diversidad de grano, debe equilibrar los perfiles nutricionales (aminoácidos, minerales, grasas, etc) de cereales (trigo, avena, etc), leguminosas (garbanzos, habas, guisantes, yeros, etc) y oleaginosas (pipas de girasol, cartamo, etc) aportando variedad. Un suministro basado mayormente en maíz y soja con riesgo añadido de que sean transgénicos es poco nutritivo.

Acceso a fruta y verdura (vegetales de huerta).

El grano entero nutre más que el pienso del mismo, el procesado causa pérdida de algunas propiedades y suele llevar conservantes.

La composición del pienso puede incluir o no transgénicos, ser exclusivamente vegetal o incluir subproductos animales (pescado, lácteos, etc) y pigmentadores sintéticos o naturales para la yema.

A veces no se alimenta correctamente a las gallinas por desconocimiento y una visión simplificada que asume que come "lo que pica", en el terreno puede haber muy poco que picar, y que basta echar un puñado de granos sin saber cuáles ni sus propiedades, lo que sea barato y el vendedor diga que es bueno.

Si bien el Reglamento Europeo de producción ecológica establece que el terreno ha de estar cubierto de vegetación en su mayor parte (CE 889/2008 art. 14) su aplicación es dudosa pues hay explotaciones cuyo terreno es muy seco. Por ilustrar un ejemplo la foto de la pág. 141 del Manual de Conversión a la Producción Ecológica de la Junta de Andalucía, yo no pago un certificado por eso. Igual sucede en explotaciones de huevos camperos pese a la misma prescripción del Reglamento CE 589/2008 Anexo II, en algunas tiendas puede verse como reclamo para el cliente la foto del corral totalmente seco. Una cosa es que en una época muy calurosa del año el terreno pierda verdor y otra que no crezca nada.

Gallinas camperas pastando.Las ponedoras ecológicas no pueden ser alimentadas con transgénicos, aminoácidos sintéticos ni sustancias sintéticas que pigmenten la yema. La disponibilidad de granos de producción ecológica es limitada, el maíz suele estar muy presente en la mezcla llegando a ser la mitad y la soja suele ser la principal legumbre, ésta tiene antinutrientes que inhiben la absorción de minerales, la formación de proteínas (inhibidor de tripsina) además de factores estrogenizantes e inhibidores de la tiroides. El tratamiento térmico disminuye el inhibidor de tripsina por lo que toda o parte de la soja del pienso suele ser torta. Para equilibrar el contenido de proteínas y el perfil de aminoácidos que con pienso exclusivamente vegetal suele ser deficitario en metionina (recurriéndose a la soja también por su mayor nivel de dicho aminoácido) algunos incluyen harina de pescado o lácteos.

La alimentación de la gallina ecológica puede distar mucho de ser óptima debido a la tendencia a la poca variedad de grano y la frecuente alta presencia de antinutrientes. Algunos piensos son tan malos que ni siquiera llevan oleaginosas sustituyéndolas por aceite de soja, la escasez de grano certificado también implica que con frecuencia el ganadero y la fábricas de pienso ecológico tienen que traérselo de muy lejos con la contaminación que supone la quema de combustible. No quiero apoyar una filosofía legal que se centra en unos aspectos sacrificando otros esenciales disparando el coste final.

Consumiendo huevos camperos cabe la posibilidad de consumir maíz y soja transgénicos que hayan alimentado a la gallina, para reducirla evito comprar aquellos cuya caja indica "a base de maíz" o "con soja", y encima con letras grandes como si una dieta monótona fuera maravillosa o la soja un producto milagro. No lo son pero hay que reconocer que es un maravilloso error publicitario que ofrece información muy útil, una estupenda sincronicidad que los malos ganaderos sean malos publicistas. Busco la caja que indica "a base de cereales" que según el art. 15 del Reglamento (CE) 589/2008 significa:

a) solo podrá hacerse referencia a los cereales como ingrediente alimentario cuando representen como mínimo el 60 % en peso de la composición del pienso, el cual no podrá además contener más de un 15 % de subproductos de cereales;
b) sin perjuicio del cumplimiento del porcentaje mínimo del 60 % fijado en la letra a), cuando se haga referencia a un cereal concreto, este deberá representar como mínimo el 30 % de la composición del pienso utilizado. En caso de referencia específica a más de un cereal, cada uno de esos cereales deberá representar como mínimo el 5 % de la composición del pienso.
*Según el Reglamento 178/2002, art. 3.4, "pienso" es "cualquier sustancia o producto, incluidos los aditivos, destinado a la alimentación por vía oral de los animales, tanto si ha sido transformado entera o parcialmente como si no". Es decir, legalmente es alimento procesado y sin procesar. El uso popular lo refiere sólo como alimento procesado, uso antes empleado en el texto.

Es decir, si la caja dice "con maíz" es que la proporción es igual o mayor al 30%, si dice "a base de cereales" no superaría el 29%, si es que está en la mezcla, no necesariamente pues habiendo otros cereales a los cuales están adaptadas las variedades autóctonas no todos los productores cambian la semilla tradicional. El 40% de la mezcla que puede no ser cereal raramente sería todo soja pues se suministran otras legumbres y oleaginosas y a veces un porcentaje de harina animal y minerales. Hay ganaderos que compran la mezcla hecha y otros las semillas por separado para hacerse la suya.

Gallina Silver Sebright blanca.
Gallina Silver Sebright blanca.
Mi concepto de bienestar animal no incluye dar soja a especies que en la naturaleza no la consumen y prefieren otras semillas si se les deja elegir a fin de esquivar sus efectos adversos. Algunos ganaderos crían lombrices para completar la dieta evitando que los insectos, moluscos y gusanos del terreno sean insuficientes debido a la depredación constante, es más respetuoso con el bienestar de la gallina que el hecho de comprar pienso ecológico con soja o pescado.

Aunque el maíz no sea transgénico no comparto cebar a las gallinas con grandes cantidades de un cereal que no es de los más nutritivos (pocas proteínas y muchos carbohidratos) y tiende a engordarlas porque es barato y da color a la yema. Dedicar miles de hectáreas a cultivos foráneos pierde la biodiversidad de las semillas autóctonas, hay ganaderos que las conocen y preservan lo cual valoro por encima del certificado ecológico.

Muchas personas cuando ven gallinas en el campo picoteando felices y despreocupadas sienten alegría, como si el inconsciente lo identificara como un signo de abundancia. Puede que sea una reminiscencia del sentir de nuestros antepasados de tener huevos asegurados cuando al salir de la choza respirando el aire limpio lo primero que veían eran gallinas alrededor. Amanecer en el bosque bajo sabiendo que tenías comida probablemente daba calma para emprender el día realizando tranquilamente tus tareas sin una necesidad acuciante, disfrutando el entorno natural. Visionar gallinas felices es como un traslado a otra percepción.

Huevo azul de gallina mapuche.
En cada región se han ido marcando características que identifican la gallina como parte de la cultura del lugar por sus colores y rendimiento para carne, puesta o mixto, siendo más pesadas o ligeras pudiendo o no volar. Se hacen hibridaciones para mejorar determinadas características, especialmente en el último siglo se han seleccionado variedades de puesta que pueden dar 300 huevos al año, otras de rendimiento cárnico ponen unos 160. Hay empresas que seleccionan buscando características adaptadas a la macroproducción en nave y detalles como la forma redondeada del cuerpo porque el consumidor suele confundir la forma naturalmente alargada de algunas variedades con un pollo desnutrido. Frente a esto surge el interés por conservar las variedades autóctonas adaptadas a la temperatura, humedad o sequedad y alimento del lugar, se ha de cuidar que la genética no se pierda en hibridaciones que en pro de potenciar unos aspectos empeoren la supervivencia.

La variedad cromática y estética hace más interesante al animal que picotea feliz y nos da huevos, hay detalles tan llamativos como patas azules, verdes, amarillas, naranjas, rosadas, blancas, negras y pizarra, el color del pico varía entre amarillo, pardo y negro, incluso cambia la forma de la cresta, no todas la tienen dentada. La genética también determina el tamaño y color del huevo, las gallinas de colores claros los ponen blancos y las oscuras pardos. No hay diferencias nutricionales, los blancos suelen ser más pequeños porque muchas variedades de gallinas que los ponen también lo son. Hay huevos verdes y azulados de la gallina mapuche y de Guinea criada por la población indígena. Sería una pena que alguna variedad desapareciera por no satisfacer algún requerimiento de márketing, el europeo promedio pensaría que un huevo verde está podrido pero curiosamente los huevos verdes y azulados tienen una yema de mayor tamaño y cáscara más dura disminuyendo la rotura por golpes y pérdida de humedad conservándose más tiempo. Hace años los comerciantes distribuían más los huevos blancos porque las gallinas de la variedad que usaban eran más pequeñas y consumían menos alimento además de que se asociaba el blanco a la limpieza, pero los urbanitas veían huevos marrones en los pueblos y empezaron a preferirlos asociándolos con rusticidad, los comerciantes se dieron cuenta y por ello ahora la mayoría de los que se venden en comercios son pardos.

Como conclusión, la sociedad urbana tiende a conocer poco las gallinas, especie gallus gallus domésticus tan ligada a nosotros durante miles de años y que nos alimenta. Hemos de conocerla a fin de proporcionarle bienestar y no sean criterios puramente comerciales los que marquen su línea genética y los sistemas de producción.

8 comentarios:
  1. Juancar965/10/16 3:14

    Buenas, veo que estas muy entendido y te doy mi enhorabuena ya que me da risa los foros que he leído defendiendo el imperio industrial (lo peor es que muchos serán engañados). Lo que dices, mi padre como hobby o extra tenía gallinas y pollos en un corral de la vieja a usanza con salida libre y bueno ni siquiera los camperos tienen comparación pero ami, personalmente, mi salud en este sentido no me importa ya que si no me envenenan por un lado lo harán por otro... lo que me preocupa es el estado de los pobres animales, ciertamente por mi me haría vegetariano o tendría mi granjuca pero tal y como esta la cosa de momento solo puedo ir a lo "facil" (no sólo con los huevos casi en general). Ahora bien te quería preguntar a ver si sabrías responderme: yo actualmente estoy estudiando derecho y si algo he aprendido es que la ley esta para favorecer a los grandes lobis y listos de turno (realmente muy penoso todo), y bien quería preguntarte en referencia al pollo en este caso, ya que personalmente no saco nada en claro en los foros ni en los reglamentos (los cuales ni siquiera se si aún están en nuestro ordenamiento) ni de nada... en fin leo que los pollos camperos viven como los industriales solo que más tiempo y poco antes de sacrificarlo los sacan a dar un paseo (hablo desde la ignorancia pero esa idea se plasmó en mi), entonces bien quería preguntarte eso, como va el tema del pollo ya que veo que el de la gallina me has aclarado bastante (he llegado a la conclusión de que si mi economía no me da para huevos camperos me resigno y me niego a comer huevos industriales, por muy bien que tengan sus jaulas y muy bien que estén, jamas), asique porfavor ruego me puedas responder sobre esto... gracias por el post (pido disculpas no me di cuenta)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pollos camperos salen igual que las gallinas, no tiene sentido tener un terreno y no dejar salir a los animales hasta el final, sería desaprovecharlo, perder alimento y ejercicio que permite levantar masa muscular, los muslos de pollo que anda son mejores que los del que no, y la nave se ensuciaría más teniendo que limpiar más. Posiblemente lo haya dicho alguien que tenga una explotación intensiva y se quiera justificar inventándose que los demás los tienen igual, supongo que se lo sacan de que en muchas explotaciones los pollitos no salen desde que nacen sino a partir de la segunda o tercera semana, si hace frío o llueve mucho y está todo encharcado el ganadero no se la juega a que se le mueran 1000 pollitos, son muy sensibles a las variaciones de calor, al principio se les deja salir en las horas centrales del día y cada vez más. También tiene relación con la raza, muchas veces no se utiliza la autóctona que está adaptada al entorno porque no tiene el físico buscado, se compran los pollitos a empresas que venden determinadas razas y como son delicados al principio no se arriesgan.

      Eliminar
  2. Ah y también te quería preguntar: compre unos huevos camperos que la docena costaban 3eu y la verdad que el huevo se notaba mucho el sabor y la cáscara era durisimo. Hoy cogí otra docena de menor precio que también eran camperos pero ni comparación con el otro cuando los dos se venden como huevos de gallinas camperas con un 75% de alimentación a base de maíz,podrías responderme a que se debe? Quiero decir la diferencia es muy considerable si quieres te doy las dos marcas por que guau (supongo que dirás que mira chico compra los que te gustan, pero no es ese mi problema sino que igual se produce alguna laguna legal o algo nose... igual cabe la posibilidad con el mundo en que vivimos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay laguna legal, cada ganadero escoge los granos entre la variedad disponible y cuida más o menos el terreno para que sea lo más nutritivo posible. Dar el 75% de maíz no es considerado con la variedad de cereales que hay, aun así el otro 25% puede ser muy distinto, a lo mejor uno usa soja con los antinutrientes que tiene y el otro lentejas y yeros. O puede que uno use maíz transgénico y el otro no.

      Eliminar
  3. Excelente artículo y muy clarificador!! Estoy buscando información porque queremos poner en marcha un proyecto de comedor escolar ecológico y me será de gran ayuda este artículo. Como dices, no solo el sello es importante sino saber qué producto estás consumiendo y de qué se alimentan en este caso las gallinas para poder decidir con mayor criterio. Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  4. Magnífico el artículo. Da gusto encontrarse una buena exposición documentada. Felicidades y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7/9/17 9:11

    Muy buen post. Te doy mi enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu articulo, creo que voy a volver a los huevos camperos (habia pasado de los huevos en batería a huevos ecologicos), y estaba dudando si realmente vale el sobrecoste respeto a los huevos camperos.

    ResponderEliminar

Por favor, para comentar usa NOMBRE o ALIAS pues se hace dificultoso seguir una conversación de varios anónimos. Si no quieres usar tu cuenta tienes la opción "nombre/url". Si quieres corregir un comentario que te salió con una errata puedes borrarlo y publicar otra vez.